Coparmex pide que Junta de conciliación cambie de sede

0
29

Por Daniel Mora Valencia

 

Exige la Coparmex Puerto Vallarta que se cambien de domicilio las instalaciones de la Sexta Junta Local de Conciliación y Arbitraje, así lo expresó el presidente de este sindicato patronal, Gabriel Igartúa Sánchez.

 

A este respecto precisó, “que se cambie a un lugar que se pueda blindar, hemos hecho  un análisis y se hizo la propuesta para que se vaya a la UNIRSE, creo que el departamento de tránsito tendría, a pesar de que tiene un esquema de coyotaje, es uno que se menos dañino que el que si se sigue manteniendo un cáncer como el que se tiene”.

 

A este respecto mencionó que los que se ubican en los alrededores de la Junta de Conciliación no son abonados éticos ni buscan verdaderamente el beneficio del trabajador sino enriquecerse y seguir teniendo ellos una forma de vida.

 

En este sentido Igartúa Sánchez aseveró que sin duda se trata de gente que está dañando en gran medida la relación obrero – patronal y esto reiteró, no tiene ningún sentido ya que afirmó, los trabajadores tienen un objeto social y son un incentivo para la empresa.

 

“Para nosotros el capacitarlos, el llevarlos a diferentes niveles y darles el beneficio social y estas personas se dedican a tergiversar la función del patrón y la satanizan a tal nivel que convierten al trabajador en un enemigo de sí mismo, porque no se concentra en volverse productivo, en volverse honesto, ético y profesional sino volverse un marrullero a través de utilizar este tipo de servicios que por demás no nada más dañan a los patrones sino que dañan la productividad de un país como México”.

 

Al mismo tiempo, dijo, pese a que los servicios que se ofrecen en la junta de conciliación y la procuraduría de la defensa del trabajo son sin costo para los trabajadores, considera que en tanto se continúe con estas personas cerca de los trabajadores, no habrá forma que se pueda prevenir el caer en conflicto.

 

Ello insistió, porque les mienten y los vuelven enemigos del patrón y entre los patrones y los trabajadores no debe haber una enemistad sino una sociedad, un conjunto y un entendimiento de que tanto uno como el otro, la fuerza y el capital mano, son muy importantes para los patrones y para los empresarios.

 

Finalmente, expresó que estos abogados abusivos, “son muy malos mexicanos, son pésimos profesionistas y con un valor de ética de cero”.

Dejar respuesta