Temporada de ballenas sorprendió a especialistas

0
107

La más reciente temporada de avistamiento de ballenas fue realmente extraordinaria por diversos motivos, ya que si bien nuevamente estuvieron en la región de la Bahía de Banderas en gran cantidad, se observó un comportamiento no habitual, pero también se generó preocupación.

De acuerdo al reporte que dio a conocer Astrid Frisch Jordán, titular de la asociación civil Ecología y Conservación de Ballenas (ECOBAC), terminó la temporada de observación de ballenas el pasado 23 de marzo y “como siempre nos mantuvieron muy ocupados y ahora que ya se fueron nosotros nos quedamos con mucho trabajo por hacer”.
De entrada, resaltó que este año además de las jorobadas también tuvimos la grata sorpresa de registrar por primera vez dentro de la bahía a cachalotes (Physeter macrocephalus)

La excelente noticia de esta temporada fue que las ballenas regresaron, nuevamente se observaron muchas ballenas distribuidas en la Bahía, lo cual después del año pasado fue una gratísima sorpresa.

Algo que hizo única esta temporada fue el registro de ballenas alimentándose en varias partes de la Bahía por más de 15 días. Esto permitió ver a las ballenas en un comportamiento no usual en la región, como nado en círculos, defecar y hasta hacer red de burbujas, técnica utilizada por las jorobadas para atrapar su alimento.

Pero lamentablemente esta temporada también se observaron varias ballenas cubiertas de parásitos y otras aparentemente débiles o bajas de peso (flacas). Incluso al finalizar la temporada se reportó una ballena muerta flotando y llena de parásitos cercana al Parque Nacional Islas Marietas, la cual fue remolcada con el apoyo de la 8ª. Zona Naval fuera de la Bahía para evitar que varara en algunas playas de la Bahía.

“Felizmente esta temporada solamente tuvimos tres reportes de ballenas enmalladas. El primero el 20 de noviembre, el cual nos tomó un poco desprevenidos, ya que la temporada aún no iniciaba, sin embargo el equipo RABEN Bahía de Bandearas actúo de manera eficiente e inmediata. Debido a la hora del día no se pudo liberar por completo a esta ballena y al día siguiente no logramos reubicarla, por lo que se alertó a los demás equipos RABEN y finalmente la ballena fue completamente liberada por nuestro equipo RABEN Mazatlán unos días después, lo cual demuestra la eficiencia de la red nacional de atención a ballenas enmalladas”.

Los otros dos reportes corresponden a un caso que no se pudo confirmar ya que no se encontró a la supuesta ballena enmallada. El tercer reporte era de una ballena con un cabo que no presentaba riesgo para su vida, por lo que no fue necesario actuar.

Tras cinco años de resultados positivos del Programa de Prevención, Información, Vigilancia y Monitoreo de Ballenas en la Bahía, se realizó la sexta temporada con el objetivo de prevenir accidentes, informando a los turistas y capitanes de embarcaciones sobre los lineamientos a seguir para la observación de ballenas establecidos en la NOM-131-SEMARNAT-2010, además de monitorear la cantidad de embarcaciones con o sin permiso y las faltas a la Norma.

Las salidas de este año se realizaron gracias al patrocinio de la Fundación Punta de Mita y de Opequimar Centro Marino y se efectuaron con el apoyo de la 8ª. Zona Naval.

“Desafortunadamente este año hubo un aumento en el número de embarcaciones con respecto al año pasado, es decir, casi la mitad de las embarcaciones eran privadas o no contaban con autorización para la observación de ballenas, por lo que desconocían los lineamientos y no sabían cómo maniobrar en presencia de ballenas, razón por la cual es muy importante darle continuidad a este programa. En general los resultados son buenos, la respuesta de la gente mayormente es positiva y agradecidas por el cuidado de las ballenas, sobre todo de turistas y algunas embarcaciones privadas”.

Astrid Frisch agradeció a todos los que participaron y apoyaron para poder dar continuidad a los proyectos de ECOBAC e implementar nuevas actividades.

Particularmente a Opequimar Centro Marino, a la 8ª. Zona Naval de Puerto Vallarta, a la Fundación Punta de Mita, a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, a los miembros de la Red de Asistencia a Ballenas Enmalladas y especialmente a los voluntarios.

Dejar respuesta