Unibus avanza a trompicones

0
64

La detención de uno de los directivos de Unibus no ha detenido el proceso de transición del viejo sistema de transporte colectivo a la ruta-empresa, pues los últimos días se sumaron decenas de camiones a cubrir las rutas Coapinole y Versalles.

Además, continúa el proceso para realizar la estación de gas y la instalación de sistemas de aire acondicionado en las unidades que llegaron si contar con ese aditamento.

Sin embargo, esto no ha fluido como se esperaba y de hecho tiene que ver en gran medida las complicaciones administrativas.

No todos los permisionarios que se sumaron a la empresa han entregado los documentos correspondientes para completar esa parte del proceso, desconfiando del futuro que tendrán, sobre todo a raíz de la detención de Adrián Gómez Meza por las autoridades federales, relacionado con el narcotráfico. No pocos han evadido ese paso.

Por otra parte, conforme se han sumado más autobuses nuevos al servicio, obviamente se requiere que más choferes que venían manejando los famosos “chatarrabuses” ahora se desempeñen en los que cubren las tres rutas ya implementadas (la primera fue la de Las Juntas).

Sin embargo, la mayoría de los choferes rechaza incorporarse a los camiones de la empresa, incluso hay quienes se han negado a participar en los cursos de capacitación correspondientes.

Se muestran reacios a dejar el mecanismo que por décadas se ha utilizado en el transporte colectivo porque les permite tener más ingresos de los que tendrán con la empresa.

En parte se sigue operando como antes, ya que las agrupaciones que conforman la empresa siguen administrando parcialmente a los respectivos camiones. Por ejemplo, la Alianza mantiene una oficina en la colonia Lázaro Cárdenas donde se recibe a los choferes el dinero que obtienen cada jornada de trabajo y reciben los correspondientes boletos.

A estas alturas se suponía que esto ya no se debería hacer, pero se ha venido retrasando la integración en una sola sede.

Dejar respuesta