Urgen a actuar contra la desaceleración turística

0
67

Un estudio realizado por el exfuncionario federal y catedrático, actual director de la Facultad de Turismo de la Universidad Anáhuac, Francisco Madrid Flores, corroboró estadísticamente que el crecimiento turístico de México sufre una desaceleración, esto es, si bien los números siguen a la alza ya perdieron bastante ritmo y eso obliga a replantear muchas cosas en el sector, incluido desde luego Puerto Vallarta.

El estudio forma parte del informe cuatrimestral que dicho personaje elabora para el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), el cual arrojó los siguientes datos comparativos:

En enero de 2017, los ingresos por turistas extranjeros aumentaron 12 por ciento con relación al mismo mes de 2016 y el saldo positivo de la balanza turística 23 por ciento. Al promediar este año, las divisas aumentaron 6 por ciento y la balanza turística 3 por ciento.

Según el estudio, no significa que se acabó la bonanza del sector turístico mexicano, pero la desaceleración en el crecimiento sostenido de los principales indicadores que se ha experimentado este sexenio, implica atender el tema de forma seria y contundente.

Uno de los factores clave de esta menor aceleración es la inseguridad, que ha provocado los warnings de Estados Unidos, que ha golpeado bastante a segmentos como el de Congresos y Convenciones. Desde finales del año pasado, ya una gran cantidad de hoteles se vieron obligados a bajar sus tarifas para no reducir los promedios de ocupación en forma comparativa y eso llegó a reducir ingresos entre 10 y 15 por ciento.

El informe refiere que “a pesar de que la nueva normalidad del mundo se caracteriza por un permanente estado de inestabilidad, se acumulan ocho años consecutivos de crecimiento mundial y en México suman ya seis los años en los que las llegadas de turistas internacionales se incrementan con gran vigor”.

El gasto medio de “los turistas” presentó una baja de 2.5 por ciento de enero a julio de este año, al pasar de 517 a 504 dólares.

Las cinco señales de que estamos en un proceso de desaceleración son: la reducción en el primer semestre de 2018 en la tasa de crecimiento, tanto de los ingresos totales, como de los turistas de internación; la contracción de la balanza turística; la caída del gasto medio de los turistas aéreos; la reducción de las tasas de crecimiento de los pasajeros internacionales en los principales aeropuertos turísticos en el primer cuatrimestre del año; y el decremento del flujo turístico aéreo proveniente de Estados Unidos en los últimos diez meses.

El llamado, que no puede desatender Puerto Vallarta, es que gobierno y sector turístico reconozcan que cambian los patrones de crecimiento y trabajen de inmediato en la adopción de medidas que permitan atenuar y revertir esta tendencia. Y para empezar, los empresarios lo tienen que reconocer públicamente y llamar a la unidad.

Dejar respuesta