One Stop Shop

0
117

Por Fernando Compeán

Así se le designa a el fenómeno comercial de comprar por medio de un solo outlet o proveedor, contrario a satisfacer nuestras necesidades con varios. El concepto funciona en varios campos o varias industrias y no es nada nuevo. No deja de ser, sin embargo, una realidad para muchos meeting planners y empresas que compran con frecuencia.

En un escenario normal, a un laboratorio que hace eventos y tiene a sus ejecutivos viajando constantemente le es mucho más eficiente y rentable usar solamente una cadena de hoteles para todo o casi todo. En esta perspectiva, el comprador y el vendedor hacen negociaciones para todo el año, para todos sus destinos donde hay hotel y en más o menos las mismas condiciones, incluyendo el tema de facturación y cierre de cuentas (contrario a lo que sería negociar cada vez con un hotel diferente, con condiciones distintas y estándares muy variables, además del engorroso tema de cerrar cuentas y negociar tarifas).

Al principio se trataba de hoteles solamente, pero evidentemente es funcional y por lo tanto otros prestadores de servicio han visto la utilidad de copiar este esquema. Así tenemos a DMCs con oficinas en varios países y ciudades, casas de producción como PSAV haciendo lo mismo desde hace muchos años y creciendo.

Cuando no es posible tener tu propia marca en otra ciudad entonces han surgido las alianzas de pequeños prestadores de servicios que se promueven bajo una sola marca comercial. Es el caso de los conocidos Small Luxury Hotels, que reúnen a varias propiedades independientes con un solo estándar.

Si lo vemos desde otra óptica, esto es lo que ha estado haciendo el internet dentro del turismo y como vemos funciona muy bien, en Expedia por ejemplo se pueden comprar boletos de avión, hospedaje, renta de auto, etcétera. Un buen ejemplo de One Stop Shop.

Este fenómeno es muy claro con los grandes compradores haciendo par con los grandes vendedores. Esto nos debe enseñar que los medianos y pequeños que no se transformen en un tipo de One Stop Shop podrán estar fuera de la preferencia de sus clientes en pocos años. Hay que reconocer además que esto podría significar integrarnos vertical u horizontalmente, y no solamente hacer sucursales o alianzas sino dar todos los servicios que requiere un meeting planner, como han hecho muchas compañías productoras que incluso la han hecho de organizadores también, orquestando todo menos tener el hotel en propiedad.

La pregunta que nos debemos hacer entonces, es: ¿Cómo, cuándo o con quién daremos este paso? Lo importante es inquietarnos y ver hacia el futuro para modificar nuestras expectativas profesionales.

Dejar respuesta