VAMOS POR PARTES

0
92

Espejismos

 

Por J. Mario R. Fuentes*

Jose.reyes@univa.mx

 

Nada duele más que ver empoderado a un ser humano mediocre, en sitios inmerecidos cuando él mismo sabe de sus limitaciones sin la mínima inteligencia.

 

Donald Trump  medroso, ofensivo desarticulado mental ahora coquetea con los latinos que hace poco despreció, vaya tipo enfermo.  Se le conoció y conoce en demasía, no puede engañar a sus víctimas.

 

El poder, aun sin poseerlo envicia, lacera y descubre cuando se padece el síndrome de Hubris. Lo más lamentable es cuando las personas a las que aprecias y confías en ellas te dan la espalda, así sucedió con los integrantes del Partido Republicano, eso los ha lastimado demasiado al grado que muchos de sus integrantes prefieren a la candidata demócrata.

 

Duele ver empoderado a un ser humano mediocre y medroso al que se le escuchó vociferar contra los que le hicieron multimillonario, supongo fue una estrategia que ahora le truena en las manos. Se ha desvanecido su zona de confort mueve sus miserables pensamientos para generar tristezas en sus correligionarios al ver en él a un humano competente en la política, noble y sencillo, sobre todo sensible; nada hay de eso en ese miserable sujeto.

 

Considero que parten de conocer todo, resuelven con saliva a medias y engañan con el discurso trillado. Han de sufrir mucho. Crean zozobra en los ciudadanos, los manipulan con promesas banales que jamás cumplirán y después llega la puñalada. Me pregunto y a usted que me sigue cada semana; cual reacción se tiene al verse desplazado de un proyecto republicano al cual se le dedicó tiempo, millones de dólares apostó todo. Habría que preguntarles a los norteamericanos sensatos a todos los latinos que ahora son llamados para integrar un frente de apoyo a este vil sujeto.

 

Algunos estudiantes universitarios entrevistados, aún sin haber dado seguimiento puntual a la campaña en los Estados Unidos saben del impacto que significaría si gana la Casa Blanca este desquiciado sujeto, es una total aberración Donald Trump, como ser humano y como político.

 

Vi nuevamente ese rostro descompuesto, devastado de jóvenes que sienten un futuro incierto, desde lo económico el cual ya se vislumbra con el comportamiento de la moneda mexicana frente al dólar norteamericano, carestía y deportaciones, sin considerar otras restricciones que se le pudiera ocurrir al nuevo huésped de la Casa Blanca.

Con más de 69 años debería darle vergüenza ser tan pueril, sus posiciones ofensivas hasta el Vicario de Cristo las cuestiona; aunque como en todo hay personas en el mundo que las defiende y justifica, es un simio millonario que se hizo gracias a los que hoy crítica y les quiere segregar con un muro, que tipo tan insoportable. Actitudes nefastas del candidato del Partido Republicano Donald Trump ya dan demasiada tela para vestir miles de mentiras.

Los ciudadanos de México, vive a diario de informaciones encontradas de acuerdo a intereses supranacionales, en diarios locales y nacionales demasiado huecas y en el filo de la mentira. La realidad de la carestía es palpable, los miedos aumentan como la inseguridad,  con un crecimiento casi estancado,  credibilidad política en duda millones de pobres que ven a familias que viven en la opulencia mientras ellos se mantienen de discursos con cifras oficiales muchas veces maquilladas. Entre la campaña en los Estados Unidos y la realidad mexicana no hay espacio para resguardarse, al tiempo.

 

*Egresado de la UNAM, maestro universitario desde 1979, fue investigador del ICS, conferencista, articulista, inició su trabajo periodístico en la Revista Proceso, jefe de corrección primera plana de diario El Nacional, reportero y columnista; galardonado en varias universidades del país,  21 años trabajó en el sector público y conformó el SNIM en la Coordinación de Productos Básicos de la Presidencia de la República,  se integró a la Univa en 1989 como catedrático investigador, cofundador del IDEO-UNIVA actualmente es coordinador de Comunicación y Publicaciones  y del  Consejo Político Universitario de esta Casa de Estudios en Puerto Vallarta.

Dejar respuesta