VAMOS POR PARTES

0
42

Estrangulamientos

Por J. Mario R. Fuentes*

Jose.reyes@univa.mx

 

 

Esto no se detiene. Estrangula por igual.

 

Los teóricos, filósofos, sociólogos, economistas o literatos se equivocaron al ver a la “democracia” como el gran peldaño para alcanzar la paz.

 

Tras las alzas en los combustibles se desbordó la violencia en 30 entidades del país. Nada de paz.

 

Apenas han transcurrido cuatro días;  las redes sociales revientan de mensajes en diferentes direcciones, se llama a la resistencia, bloquear calles, tomas de instalaciones tanto despachadoras de combustible como administrativas de los tres niveles de gobierno en 30 estados de la República Mexicana.

 

En Jalisco se dio la orden de ir contra los rijosos, esto en más de la mitad de las entidades del país. Macanazos, bombas caseras, gases, chorros de agua, piedras y palos para apaciguar los ánimos; de un lado la indignación del otro el deben de mantener el orden.

 

Pareciera que el alza de los combustibles encendiera la mecha y se estuviera a punto del mayor estallido social conocido en territorio mexicano. Analistas políticos así lo contemplan y emiten juicios extremos. Ya no se puede aventar la piedra y esconder la mano, ya todos la conocemos y cada día se abastece más de materiales bélicos, para controlar desaguisados.

 

Qué bueno, Frenar subsidios de la gasolina que pobres y ricos pagaron por igual por décadas, salir de esa esfera irreal que llamó a la pasividad; enfrentar la realidad de los precios reales de los precios internacionales no resultó nada cómodo desde el día uno de enero del 2017.

 

Realmente lamentable es la cascada incontrolable de precios en alimentos, transporte público, colegiaturas y otros satisfactores no menos importantes, que se espera, iniciarán su ascenso a las alturas para ser más inalcanzables.

 

Lo preocupante es el discurso pasivo ante la desesperación social, la angustia que crece y se reproduce al interior de las familias que no dimensionan la problemática más allá de sus necesidades. Por citar el caso del que será el primer mandatario Donald Trump, logró que la empresa transnacional Ford cancelara una inversión anunciada de mil 600 Millones de dólares para una fábrica en México y se retirara a Michigan E.U, eso restó empleos y presencia ante el mundo; en el camino va GM al que amenaza ese enfermo con aplicar elevado impuesto fronterizo a sus productos elaborados en México, para entrar en territorio norteamericano.

 

No es fácil dimensionar el problema que implicarán las deportaciones, la salida de capitales de inversión y las constantes amenazas de un sujeto enfermo no solamente para nuestro país sino para el mundo. No deseo profundizar sino que usted comprenda que no es sencilla la interpretación sin respaldos.

 

No con esto quiero dar la razón a un gobierno que no sabe gastar y dilapida, es presa de su propia corrupción. Ahora serán los estados los que sufran con su gasto corriente, entiéndase a éste como la adquisición de bienes y servicios en su ejercicio fiscal sin que con esto incremente el patrimonio federal. Son gastos diversos; salud, electricidad, educación, limpieza y recolección de basura, programas rurales y otros gastos que se acumulen.

 

Los administradores de los bienes nacionales demostraron en 2016 ausencia de valores universales con su incapacidad para evitar estrangulamientos con tantas crisis que han llevado a la animadversión  social y a salir de la credibilidad en los programas, independientemente del hartazgo en el cual está toda la sociedad mexicana.

 

 

*Egresado de la UNAM, maestro universitario desde 1979, fue investigador del ICS, conferencista, inició su trabajo periodístico en la Revista Proceso, jefe de corrección primera plana de diario El Nacional, columnista.  21 años trabajó en el sector público y conformó el SNIM en la Coordinación de Productos Básicos de la Presidencia de la República,  se integró a la Univa en 1989 como catedrático investigador, cofundador del IDEO-UNIVA; obtuvo el grado de Maestro en Educación, actualmente es coordinador de Comunicación y Publicaciones  y del  Consejo Universitario de esta Casa de Estudios en Puerto Vallarta.

Dejar respuesta