top of page

“El Niño” devasta las colonias de coral en Las Marietas


El fenómeno “El Niño”, evento de origen climático relacionado con el calentamiento del océano, ha provocado una severa afectación en los arrecifes de coral de todo el país y en el caso de las Islas Marietas ya se presenta una elevada mortandad de estos organismos.


Así lo informó el Dr. Amílcar Cupul Magaña, investigador del Centro Universitario de la Costa, detalló que la afectación se presenta a nivel Pacífico oriental tropical y en el Caribe. “Venimos monitoreando desde mayo, cuando se dio la alerta de la formación de El Niño y veníamos saliendo de una Niña que duró casi tres años y esperábamos que fuera un año normal, pero conforme fue pasando el tiempo se confirmó el año Niño, que empezó a manifestarse en junio”.


La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) pronosticó un fenómeno bastante fuerte.


Agregó que un grupo de investigadores de monitoreo de arrecifes a nivel mundial en una reunión recibió la noticia del impacto que El Niño ya había ocasionado en colonias coralinas de la zona de Huatulco, Oaxaca. Después continuó en El Salvador, Costa Rica y ahora en esta región.


El Niño tiene entre otras características el calentamiento del agua, lo que provoca el blanqueamiento de los corales. En un momento dado en esta región la temperatura del agua llegó a 32 grados centígrados hasta los 30 metros de profundidad.


“Los corales de las islas Marietas resistieron un tiempo, pero por la persistencia de la elevada temperatura se produjo el blanqueamiento. En el último monitoreo que realizamos, a principios de noviembre, hicimos una evaluación rápida del impacto. Estamos hablando de que los corales que están a una profundidad de 3 a 6 metros de la superficie más del 95% se blanqueó y 90% ya murió. Debajo de esa profundidad hay colonias pálidas que esperamos se recuperen”.

Cuando el mar está demasiado caliente, los corales expulsan las zooxantelas, unas algas que viven en sus tejidos y les proporcionan alimento y energía, además de su color. Cuando eso ocurre, los corales se vuelven blancos, un síntoma de que su vida corre peligro si no cambian pronto sus condiciones. De hecho, si el blanqueamiento persiste por más de tres semanas el coral empieza a morir de hambre.


El coral se puede alimentar por sí mismo, pero en otras condiciones, cuando hay Niño, el agua es muy pobre en nutrientes, no hay productividad, entonces no tiene alimento, viene el proceso de muerte. Luego se da la colonización por algas filamentosas y calcáreas.


“Ahora hay que esperar un tiempo, se espera que para mayo del 2024 se disipe El Niño, para ver si pudieran recolectarse algunas larvas o buscar sobrevivientes y tratar de establecer un programa de restauración”.


Cabe recordar que en agosto pasado, investigadores del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL) de la UNAM alertaron sobre el evento masivo de blanqueamiento y muerte de corales que ya amenazaba la estabilidad de los arrecifes en México y podría conducir a un “escenario devastador”, que culmine con la total degradación de los macizos coralinos y la muerte de diversas especies que dependen de este hábitat, como ya ocurre en las Marietas.

0 comentarios

Comments


bottom of page