top of page

Homenaje a un grande: retirarán el 34 de Fernando Valenzuela de Dodgers



 

En el fin de semana del 11 al 13 de agosto de 2023, el Dodger Stadium se prepara para rendir un emotivo homenaje a una de las leyendas más grandes del béisbol mexicano y mundial.

 

La ceremonia del retiro de su número será la culminación de una carrera deportiva extraordinaria que dejó una huella imborrable en la historia del béisbol y en la vida de millones de fanáticos.


Nacido el 1 de noviembre de 1960 en Etchohuaquila, Sonora, México, Fernando Valenzuela inició su camino en el béisbol desde muy joven. Fue descubierto por los cazatalentos de los Dodgers de Los Ángeles en 1977, y después de pasar por las ligas menores, hizo su debut en Grandes Ligas en 1980 a la edad de 19 años. Fue en la temporada de 1981 donde "El Toro" alcanzaría la cúspide de la fama y cambiaría para siempre la historia del equipo y del béisbol.


Su estilo de lanzamiento único, con la famosa recta de "palma hacia arriba", sumado a su carisma y entrega en el campo, lo convirtieron en una figura icónica y querida por los aficionados de los Dodgers. Durante su temporada de novato en 1981, Valenzuela cautivó a la nación del béisbol al ganar el premio al Novato del Año y liderar a los Dodgers hacia la conquista de la Serie Mundial. Ese mismo año, fue galardonado con el premio Cy Young y el premio MVP de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.


La leyenda de Valenzuela no se detuvo ahí. Durante la década de los 80, continuó acumulando éxitos y récords impresionantes. En seis temporadas consecutivas (1981-1986), ganó cinco premios All-Star y se convirtió en uno de los pitchers más dominantes de su tiempo. Su año de ensueño fue 1986, cuando lideró la liga en juegos completos, blanqueadas y promedio de carreras limpias. Además, sumó un total de ocho blanqueadas esa temporada, demostrando su destreza y habilidad en el montículo.


El impacto de Valenzuela trascendió las fronteras. Su éxito en el diamante abrió las puertas para que otros jugadores mexicanos fueran reconocidos y valorados en las Grandes Ligas. Su popularidad también contribuyó a fortalecer los lazos culturales entre México y Estados Unidos, al convertirse en un ícono para la comunidad latina en ambos países.


Tras su paso por los Dodgers, Valenzuela continuó su carrera en otros equipos de Grandes Ligas, pero siempre mantuvo una conexión especial con la afición angelina. En 2003, regresó a Los Ángeles para retirarse como jugador de los Dodgers, cerrando así un ciclo glorioso en su carrera.


El retiro de su número 34 y la ondeada de su bandera en el Dodger Stadium serán un reconocimiento merecido a la inmensa contribución que "El Toro" hizo al béisbol y a la ciudad de Los Ángeles. Su legado no solo se mide en sus logros deportivos, sino también en el amor y la inspiración que brindó a sus seguidores y a toda una generación de peloteros.

En el corazón de los fanáticos de los Dodgers, y en la memoria colectiva del béisbol, Fernando Valenzuela seguirá siendo una leyenda, un símbolo de dedicación y pasión por el juego, y un orgullo para México y toda Latinoamérica.


"El fin de semana del 11 al 13 de agosto de 2023, el Dodger Stadium será testigo de un emocionante homenaje a "El Toro", donde su número 34 ondeará en lo más alto como una bandera eterna, recordando a todos que su legado seguirá vivo por siempre".


0 comentarios

Comments


bottom of page