top of page

Por sistema anticiclónico seguirá el fuerte calor; ayer 35.3º a la sombra y calor superior a 45º


Los habitantes de la región de la Bahía de Banderas resienten uno de los septiembres más calurosos de años recientes, lo cual deriva de la extraña presencia en estas fechas de un sistema anticiclónico que cubre gran parte del territorio nacional; ayer domingo, por ejemplo, el termómetro alcanzó los 35.3ºC –con sensación térmica bastante por arriba de los 40º- y amaneció a 28 grados.


Así lo manifestó el meteorólogo Víctor Manuel Cornejo López, integrante del Comité Científico de Protección Civil de la Bahía, quien explicó que normalmente la segunda quincena de septiembre es lluviosa porque abundan las ondas tropicales o los ciclones tropicales.


“En este caso no es así porque estamos bloqueados, es decir, hay una burbuja encima del país que no deja la formación de nubes, excepto las que se dieron en la mañana debido a núcleos de tormenta. En esta región se juntaron dos, una que venía de tierra y otra que venía costeando, por eso tuvimos nublados y lluvias en muchas poblaciones tanto de Jalisco como del sur de Nayarit”.


Indicó que hubo varios núcleos convectivos, no sólo esos dos, a lo largo de la costa del Pacífico, desde Puerto Ángel, Oaxaca, hasta Nayarit.


Uno de los más intensos se dio en la Costalegre de Jalisco, que generó lluvias y chubascos en La Huerta, Villa Purificación, pero las más fuertes en Tomatlán y Cabo Corrientes. Otro núcleo se formó en tierra, propiciando tormentas en el sur de la zona metropolitana de Guadalajara, Ciudad Guzmán, Autlán y varias poblaciones más. Esas dos zonas de tormenta terminaron por juntarse y llegar a esta región.


Tras irse al mar, regresará el tiempo soleado y caluroso, porque los núcleos convectivos son pasajeros. “Lo que no es pasajero es el calor, que todavía durará buen rato más porque la alta presión anticiclónica se mantiene bastante fuerte. El problema es que cuando no hay viento se sofoca, es cansado, porque no nada más el calor está en horas diurnas, también nocturnas. La mínima al amanecer fue de 28º, que no la tiene Guadalajara a horas del mediodía, o Tepic, que anda entre los 27 y los 28”. Con la lluvia mañanera mejoró la situación.


Abundó que los anticiclones generan periodos de calma muy prolongados, el ambiente se sofoca y la sensación térmica se “dispara”.


La temperatura máxima ayer fue de 35.3º a la sombra, y la sensación térmica ha superado en algunos momentos sofocados los 45 grados.


Cabe señalar que el pasado 4 de septiembre el termómetro alcanzó los 35.6º, incluso el 1 de septiembre del año pasado los 35.9º, pero tal vez sin tiempos tan prolongados como los de este fin de semana.

0 comentarios

Comentarios


bottom of page