top of page

Revisión de motores de aviones afectó sobre todo el turismo doméstico


La revisión de los motores Pratt & Whitney (P&W) en los aviones Boeing 737 MAX-9 de varias aerolíneas mexicanas ha impactado negativamente en los estados financieros de los tres grupos aeroportuarios privados que operan en el país, los cuales reportaron bajas en el tráfico doméstico durante enero pasado.


Entre ellos se encuentra el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), del cual forma parte el Aeropuerto Internacional de Puerto Vallarta.


El reporte indica que en enero pasado, los grupos aeroportuarios OMA, GAP y ASUR registraron una caída en tráfico doméstico, mientras que en el tráfico internacional salieron con números positivos. Esta disminución en el tráfico de pasajeros se debió a una menor oferta de asientos en el mercado mexicano a la suspensión de los B737 MAX-9, así como al mantenimiento preventivo de los Airbus A320.


De acuerdo con los reportes de cada uno de los tres grupos aeroportuarios privados del país, el Grupo Aeroportuario del Pacífico en sus 12 aeropuertos nacionales, el tráfico de pasajeros fue de 4 millones 725 mil 800, que, comparados con enero de 2023, cuando fue por 4 millones 800 mil 900, implicó una baja de 1.56%. De esta cifra, el tráfico doméstico tuvo una baja de 5.8%.


En el caso del Aeropuerto Internacional de Puerto Vallarta, tuvo un incremento general de 1.9 por ciento, pero en el caso del turismo doméstico, en enero llegaron 201 mil 100 pasajeros en vuelos nacionales a Puerto Vallarta, 11.1% menos que el mismo mes del 2023, cuando fueron 226 mil 200.


El reporte no especifica cuál fue la reducción en la oferta de asientos en cada caso específico por terminal aérea.


Estructuralmente los aeropuertos tienen cierta dependencia con respecto a las aerolíneas, ya que sus ingresos derivan primordialmente de las actividades comerciales y desempeño de las aerolíneas.

0 comentarios

Comments


bottom of page